Platero y yo

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.
Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.
 
Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente,rozandolas apenas,las florecillas rosas,celestes y gualdas.

Lo llamo dulcemente:¿Platero?,y viene a mi con un trotecillo alegre,que parece que se rie en no se que cascabeleo ideal.


Juan Ramón Jimenez


4 comentarios:

Javier dijo...

El hombre es el mejor amigo del burro.

loolvidé dijo...

Muy gracioso el burro

maría cuadrado rodríguez dijo...

Pues si que parece de algodón, y vaya peinado mas bonito!. Seguro que es él, no hay duda

miviajesideral dijo...

Burrito Amaral, muy fotogénico ;)